Con Alicia de la mano...

Desde que llegaste a mi vida, mi dulce niña no imagino la vida sin ti, cuidarte, mimarte, besarte, mirarte se ha convertido en mi día a día, no hay nada que me haga mas feliz y que me satisfaga tanto que tener todo eso contigo...

miércoles, 8 de febrero de 2017

Bienvenid@s a las fiestas de cumpleaños...

Esto de ser madre primeriza a veces significa encontrarte con ciertas situaciones que no sabes si son normales o no, a veces simplemente son normales porque desde hace un tiempo se han puesto de moda entonces es que ya es lo normal, por llamarlo de alguna manera.

Recuerdo mis fiestas de cumpleaños, mis padres siempre compraban tarta de fresas para ese día, y después de comer alguna comida rica que mi madre hacia un poco más especial soplaba las velas en compañía de mis padres y mi hermano. Me cantaban cumpleaños feliz y ya estaba. Adoraba esos días, a la tarde quizás teníamos alquilada alguna película elegida por mi en el videoclub y la veíamos los 4, o nos íbamos de paseo, o al cine. Para mi era estupendo pasar el día con mi familia.

En que momento ha cambiado eso, me refiero en que momento los cumpleaños pasaron de ser celebraciones íntimas y familiares a ser macrofiestas en parques hinchables. Algunas con monitores contratados exclusivamente para la ocasión, payasos o animadores de fiestas.





A Alicia el primer año le hice una gran fiesta en casa, con globos, serpentinas, vinieron sus tías, primas, una de sus abuelas, amigos, amigas fue una fiesta de cumpleaños con tarta y velas.

El segundo año fuimos 4 amigas con los niños a una ludoteca de al lado de mi casa he hicimos algo discreto, en plan refrescos, una tarta deliciosa que hizo mi amiga Pili, unos regalitos y una tarde de risas entre amigas.

El tercer cumpleaños la ludoteca había cerrado y no me veía metiendo 6 niños en casa, podía liarse parda, ajajajaja, además llovía, y pensé bueno pregunto en un parque de bolas, aun siendo muy reticente siempre a ese tipo de sitios. Pero encontré uno en el que quede francamente contenta, Planet Azul Park en Pontevedra, la llevamos medio engañada diciéndole que íbamos a buscar la tarta pero que había que volver rápido a casa porque iban a llegar sus amiguitos, cuando descubrió la sorpresa le encantó. Tenían hinchables, parque de bolas con toboganes, disfraces, pintacaras, mini pista de fútbol, una pista de baile con proyector, karaoke con cantajuegos, cocinitas, juguetes y un bonito piano de juguete negro. Lo pasaron genial, los padres tranquilos porque podíamos estar cerca, o sentados tomando algo. Fue algo tranquilo y bien, 6 o 7 amiguitos disfrutando, entrega de regalos en el que cada uno tenía un detalle para Alicia y a seguir jugando.



Ahora bien hace unos meses fui al cumple de una amiga de ali que es un poco mas mayor, yo le llevé regalito pero me quede con el detalle de que los papás y las mamás al llegar al sitio donde se celebraba el cumpleaños le daban un sobre a mi amiga, yo le pregunté si había que darle algo, que yo no sabía,... ella me explicó que normalmente cuando invitas a niños del colegio por comodidad se da cada padre a la mama de la niña del cumple X dinero el día del cumple en señal de regalo, es más cómodo para los padres que no tienen que ir a comprar regalos, ni andar con tikets regalo y así los padres del niño/a que cumple años luego compra cosas que saben que les gustará en plan por ir al grano vamos. Yo escuchaba y asentía un poco perpleja y a la vez decepcionada porque pensé para mi que aquello que yo vivía con tanto entusiasmo y que le estaba mostrando a Alicia desde que nació al parecer se perdería con el tiempo. Esta amiga al ver mi cara me dijo, no te preocupes terminas acostumbrándote y al final lo haces como todos. Ahí quedó la cosa. Al llegar a casa le comenté eso que me había resultado tan curioso a mi marido y el me dijo pues lo mismo que yo ya pensaba que el por su parte seguiría haciéndolo como siempre, ir a un cumpleaños si, claro que lo importante es que la niña se lo pasara bien con los amiguitos pero que el prefería a la vieja usanza como yo, que la niña llevara un regalo. Bueno ahí lo dejamos,

Este año vamos a ir a nuestro primer cumpleaños, y esta amiga mía tenia razón, se pone 10€ por niño y se le da antes a la madre en la puerta del colegio, y aunque en un primer momento dije que si mi hija me repetía estos días todo el rato : mamá cuando puedo elegir el regalo para el cumple? así que al final he decidido mantener la ilusión de mi hija, lo he pensado mejor, pienso que aun son muy pequeñas para cargarnos esta ilusión tan bonita de ir a un cumple y no llevar el regalo. No encontré ninguna objeción ni problema por parte de la mamá, porque iba a haberlo? si de lo que se trata es de reunir a los compañeros de clase, que aun se están conociendo, que llevan tan solo 6 meses juntos. ¿Que tipo de problema podría haber en que los niños lleven regalos en vez de dar un sobre con dinero?

Mi cabeza no deja de pensar a raíz de estas cosas y pienso ¿no tendremos nosotros la culpa de que nuestros hijos caigan en el materialismo puro y duro, de que con el tiempo dejen de valorar pequeños gestos amables y de cariño entre amigos y/o compañeros? Si ellos ven desde que tienen 3 años que un cumpleaños es más el recibir una cantidad excesiva de juegos y de juguetes que el reunirse con amigos ¿no irán poco a poco percibiendo en sus cabecitas de niños que es mejor siempre simplemente dinero a recibir el detalle de una persona querida?
Con esto no quiero desmerecer o quitar valor de quien hace un cumpleaños en un parque de bolas o donde sea, que el preparar un cumpleaños con tantos niños es una hazaña muy loable, a ver quien esta pendiente de tanto niño junto en un cumpleaños (aunque normalmente están los padres a veces alguno aprovecha para ir hacer algún recado y luego vuelve), y estar pendiente de que todos tengan la misma oportunidad de coger palomitas, gusanitos o sándwiches de chocolate y de que no tiren refrescos etc....
Esto que escribo no es una crítica a nadie simplemente son reflexiones mías como mamá, seguramente por ser mamá primeriza esto es lo que me toca. Reflexionar sobre como se hacen las cosas porque si y como me gustaría que fueran, o al menos intentar hacerlas a mi manera cuando a mi me toque.
Si tengo claro que intentaré ser muy yo, es decir seguiré haciéndolo como siempre, invitar a los amiguitos mas cercanos ya que la economía no está para más y porque creo que se disfruta más con menos gentío. Seguro que repito el sitio porque quedamos francamente satisfechos, y por supuesto si alguien quiere darle un cariño a mi hija que sea en forma de regalo, y no es obligatorio traer nada, ya que el regalo es que asistan los niños a la fiesta y lo pasen suuuuuuper bien!!!!!



Así que a disfrutar de todos los cumples que nos quedan el resto del año mamis!!!

Si me gustaría que como madre me dieras tu opinión, sobre lo de dar dinero, lo de regalar, lo de mantener la ilusión de los niños, de si es bueno recibir tantos regalos de una sola vez, si eres partidaria de regalar algo sencillo por parte de cada niño, no sé, creo que es un tema que nos toca tarde o temprano a todas las mamis y me encantaría saber como lo enfocas tu y como lo vives. Segura de que cada opinión es igual de válida y de que nos enriquecerá al resto de madres.
Un saludo y gracias por leerme.