Con Alicia de la mano...

Desde que llegaste a mi vida, mi dulce niña no imagino la vida sin ti, cuidarte, mimarte, besarte, mirarte se ha convertido en mi día a día, no hay nada que me haga mas feliz y que me satisfaga tanto que tener todo eso contigo...

domingo, 27 de noviembre de 2016

Solo soy madre

Hace tiempo que me encuentro el típico comentario: pero no trabajas?...
Bueno yo creo que si lo hago, además de cuidar de mi hija, me ocupo de la casa, la ropa, la comida, hacer la compra, llevar a la niña al medico, ir a la farmacia, planificar que hacer, comidas etc...
Mi trabajo es un estado continuo de alerta, en casa las horas pasan volando sino haces una cosa haces otra, pon lavadora, pon secadora, tiende, recoge pon, sube, lava, friega,... y reconozco que yo no soy una persona que este todo el día con el trapo en la mano, no, no lo soy, lo reconozco y aun así acabo muchos días mas agotada que cuando trabajaba fuera de casa.



Psicológicamente es muy agotador este trajín diario, sin tiempo para ti apenas, viendo la casa de mickey mouse día tras día, la patrulla canina y poco mas.
La montaña de ropa para planchar se va haciendo cada dia mas grande, de ahi que me de mas pereza aun ponerme con ella, tengo tanta tensión acumulada algunos días que lo que menos me apetece es ponerme a darle que te pego a la plancha.

Por eso ese, aun no trabajas.... no se si me da risa o me da rabia, Rabia porque muchas veces ese no trabajas viene de otras madres que no se deben de acordar lo que supone criar y llevar una casa, o son madres que hasta hace bien poco estaban como tu en casa intentando buscar un trabajo para conciliar vida familiar y vida laboral, muchas han estado durante muchos años en la casa de sus padres viviendo de ellos y pintando la vida de otra forma. De repente trabajan y te ven como un bicho raro que no quiere evolucionar.

Quiero un trabajo, pero no quiero un trabajo a costa de todo, tener que renunciar a estar cierto tiempo con mi hija cada día. Es algo q nosotros como padres nos lo planteamos al casarnos y tener a Alicia, no queremos tener a la niña danzando por ahí en casa de los abuelos, en ludotecas, etc... Cuando me quede embarazada lo hablamos, decidimos que podríamos reducir muchos gastos pero que ella creciera conmigo a su lado, al menos hasta cierto tiempo. Este tipo de educación que decidimos nosotros mucha gente no la entiende. Y eso que ha ido a guardería y ahora al colegio. Pero quien no se molesta en preguntar porque decidimos cierta forma de educar o criar es la que primero pone el grito en el cielo, quien menos se molesta en entender y en respetar.






Se por el grupo de facebook https://www.facebook.com/groups/179571368905511/ y por mensajes privados de muchas de sus integrantes, así como de mis amigas q muchas veces ciertas formas de educar o de criar no son entendidas por el entorno mas cercano, siento que no se nos valora a las madres q aunque no decidimos en un primer momento quedarnos en casa sino que nos vino impuesto por lo mal que esta el tema laboral en nuestro país, si es cierto q tienen muchos problemas para poder conciliar, no todas madres tienen ayuda externa de sus madres, suegras, o demás familiares.

Yo solo tengo que decir que creo que todas las madres creen estar haciéndolo bien, creo que nadie debe juzgar ciertas situaciones solamente por desconocimiento o por no entender el porque de ciertas situaciones. Habría que ir mas allá. Utilizar la empatía y ponerse un poco en el lugar del otro, solo así se puede entender y respetar.

Hace poco leí una frase que me apetece mucho recalcar
"Quizás para ti no sea nadie pero para otros soy la persona más importante".

Me gustaría saber si te has encontrado alguna vez juzgada, criticada o no entendida por tu forma de hacer las cosas, con quien y como lo llegaste a solucionar, o si aún a día de hoy hay ciertas frases "típicas" que te siguen molestando o que no entiendes que finalidad hay cuando te las dicen y quien las dicen. Me gustaría mucho saber cuantas nos sentimos así para entre todas sentirnos que somos muchas y darnos fuerza.
Gracias por leerme, al fin y al cabo yo solo soy una madre.